Amamos compartir conocimientos

Compartir

Pedro Calderón de la Barca escritor español del siglo XVII nos regala en 1635 una obra de teatro única e inigualable: “La Vida Es Sueño” un clásico de la literatura, que merece el valor y la trascendencia que ha tenido en el tiempo,  no sólo por sus rimas o composición escrita, magnifica por cierto, sino por el carácter, y todo lo que esconde detrás de esas hermosas líneas.  

Comentándoles un poco sobre su historia, trataré de no decir mucho, vale la pena leer esta composición perteneciente al movimiento literario barroco: En Polonia el Rey Basilio encierra a su hijo en una torre, para que no se cumpla un presagio en el que Segismundo es un mal gobernante. El príncipe crece encerrado, hasta que el Rey decide ponerlo a prueba. Fallando en su intento, el rey encierra nuevamente a Segismundo, que despierta con cadenas en la torre donde creció, creyendo que todo lo que vio fuera de su prisión, no fue más que un sueño.

El libro, y la película los recomendamos por ser un deleite poético. Un poco trágico, existencial y filosófico cuestiona conceptos tales como libertad, destino, amor, valor, respeto, honor, entre otros.

Libro en PDF -> La Vida Es Sueño

A continuación compartimos con ustedes, dos pequeños vídeos, recortes de la película (obra teatral) realizada por Estudio 1. Pueden ver la película completa en este enlace: La Vida Es Sueño

“…Su tremendo personaje encadenado, un poco Prometeo, y un poco Zaratustra que se llama Segismundo.

Son símbolos que se humanizan, son hombres que se simbolizan, así puede pensarse la génesis creadora de Segismundo. Un símbolo humanizado que se hace humano, demasiado humano, como la pasión de Nietzsche. Este Segismundo de La Vida Es Sueño, es grandioso en todo, exagerado en todo, es un personaje clásico con pasiones de romántico: apasionado en el amor, y en el odio; en la brutalidad y en el arrepentimiento; tan grande es su humanidad, que no solo la prisión se le queda pequeña, sino la vida también. Por el delito de haber nacido se ve encadenado, y su vida se hace prisión.

La vida y el sueño, el sueño y la vida se insertan una en otra, se mezclan y se funden; se confunden en la pasión de Segismundo.”

Estudio 1

<<Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿Que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?>>

 

18 Compartir
Facebook
Twitter