Amamos compartir conocimientos

Compartir

Bosquejo de la realidad como creación:

La realidad es una creación, una historia huecuda, un rompecabezas con piezas perdidas, es el recuerdo de lo resaltante. Pero ¿dónde queda lo simple, los detalles, lo que no quieres conocer.?

La historia es una creación, y los pensamientos giran en torno a esa creación. El hombre construyó su historia, manipuló su historia, vivió su historia, y destruyó su historia. En medio de ese huracán de inestabilidad, se convive en mentira, o verdad, sin dejar de depender de ella.

La historia es la realidad. Suponemos que la realidad es “trabajar”, es también ser dependiente, es valorar el dinero, y desvalorizar el tiempo; es mirar el reloj, es tener una familia, es una salida con tus amigos, es un comportamiento repetitivo.

La realidad es una creación y salirse de la realidad es ser ideal, es ser un soñador. Los sueños pueden ser utopías, vivencias efímeras, escapadas de lo real, viajes, o simplemente pesadillas soportables.

En un sueño de amor se pueden llorar noches completas, por días seguidos, se conoce a la esperanza no como una cualidad templada, sino como lastimera miseria humana. Hamlet tenía miedo de morir, entendiendo la muerte como un sueño que bien podría ser placentero, o por otro lado, una pesadilla eterna. ¿Qué es para ti la muerte?

Los sueños son el éxtasis de los idealistas, borran el tiempo que deja de ser una dimensión temporal, y se desvanece; en los sueños sientes el ser, crees en el ser, la percepción no se limita, se expande, y vuela al unísono.  En el olvido de la racionalidad, en la dejadez de la realidad, se distrae a las sensaciones; olvidamos los riesgos, la seguridad, y el compromiso. Quedamos desnudos en la nada.

¿Si en vez de llamarle sueños, les llamamos pesadillas soportables? ¿Qué es una pesadilla soportable? Es ese punto de difícil retorno, llamado dependencia modesta; es una felicidad fluctuante, un esperar, un olvido de lo general, un centro del universo, un sol que gira alrededor de la tierra.

Escrito por: @neyria.gp         

 

95818e5b96182dbcd2e0219e4a9e0d27?s=100&d=mm&r=g - ¿Qué es la realidad?

Soy una desconocida en mi propia existencia, intentado encontrarse en la esencia del tiempo.

Escribir es mi pasión.

El inevitable trance de mi existencia me recuerda que nací para apreciar cada una de las etapas de la supervivencia. Y que efectivamente, no soy un cactus…

¡Que dicha y desdicha mi movilidad!

No permitas que la simplicidad destruya tu poesía, tus sueños, tu pasión y tu alegría. Si tu poesía no es recibida por aquellas musas distantes; si tus sueños están en la cumbre de la montaña, o tu pasión y alegría palpita en el hilo del abismo. Aún así no te rindas; las musas son cambiantes, y la alegría, si sabes observar los pequeños instantes, aún cuando lo opaque la más ridícula monotonía, llegará porque: aún sigues siendo soñadora y apasionada.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

shares
Facebook
Twitter